jueves, 18 de octubre de 2007

El dúo Gardel - Razzano debutó en Paysandú el 4 de abril de 1919

Nuevo aporte a la cronología de la trayectoria artística de Carlos Gardel
Enviado por Mario Azzarini Scoseria


Siempre creímos que el debut de Gardel en Paysandú había sido en Octubre de 1933 durante su última gira por Uruguay,
Pues bien, en el diario “El Telégrafo” de esa ciudad, con fecha 4 de abril de 1919 figura el debut del dúo Gardel - Razzano en el teatro 18 de Julio.

La información primero y luego las fotocopias me fueron enviadas por el amigo sanducero Agustín Lombardini, a quien agradezco el valioso aporte. Su hijo homónimo es cantor de tangos.

Es un dato que no está ni en la cronología más exhaustiva como la de Morena.
El debut fue recordado en un suplemento dominical de ese diario que se llama “Página Cinco” en abril de 2001.
Es gracioso el estilo ingenuo de la crónica, así como los errores cometidos en materia de nombres(que yo corregí): a los guitarristas los nombraba "Pettorusi", Barbieri, "Riverón" y Vivas. A Razzano lo bautizaba José Ricardo Razzano y hacía aparecer como gran guitarrista a Ricardo Razzano. Toda una melange.
Pero no deja de ser interesante el hecho del debut que nunca fue mencionado antes, ni siquiera en las crónicas de la presentación de Gardel en octubre de 1933.
Me hizo gracia que la actuación coincidiera con la proyección del film “El Vicario de Wackerfield” ya que en cierto modo pudo ser premonitorio de la relación de Gardel con Sadie Baron de Wackefield (aunque le sobre una ere).

----------------------------------------------------


El dúo Gardel – Razzano debutó en Paysandú en abril de 1919
Abril 5 de 1919. EL TELÉGRAFO

TEATRO 18 DE JULIO
HOY = Programa REX = HOY
El vicario de Wackerfield y el dúo Gardel Razzano

El 4 de abril del ya lejano 1919 debutaba ante los admirados sanduceros el muy afamado dúo Gardel – Razzano. La fecha puede ser considerada histórica, desde que la ocasión sirvió para que hiciera su presentación en Paysandú, quien luego triunfara como el mayor vocalista del tango y milonga bajo el casi mítico apodo del “Zorzal Criollo” o el “Mago”.

Merced al aporte más que oportuno de una lectora que se manifiesta gran admiradora de Carlos Gardel, podemos rectificar lo que se tenía por cierto: que había debutado en nuestra ciudad en Paysandú en octubre de 1933. Lo curioso es que así se anunció su actuación de ese año en el teatro Florencio Sánchez, entonces con el acompañamiento de los guitarristas Pettorossi, Barbieri, Riverol y Vivas.

El dúo de la canción criolla que conformaron Carlos Gardel y José Razzano, que ya tenía en el 19 su bien ganada fama, actuó en el Teatro 18 de Julio, sala que también exhibía películas del entonces denominado “Programa Rex”. El local estaba ubicado en 18 de Julio entre las actuales 19 de Abril y Montevideo y luego albergó distintas actividades comerciales como el Salón Renacimiento, más tarde Casa Cesarco.

En esa primera presentación en 1919, Gardel – Razzano alternaron en el escenario no con otros artistas sino con la proyección de “preciosas cintas americanas” – tal como lo recuerda la crónica de EL TELEGRAFO -, algunos de cuyos títulos eran “El Vicario de Wackerfield” , “Lobos y corderos”, “Por la verdad”, exponentes del cine mudo, con animación musical al piano y en vivo de músicos sanduceros especialmente contratados.
Desde la óptica de los tangueros de ley podría decirse que se puso “la Biblia junto al calefón” al programar así la actuación de una dignísima embajada artística que se constituía ya en parte de lo más selecto de la canción criolla rioplatense.

En forma de incipiente crítica de espectáculos, el 6 de abril, luego del debut, EL TELEGRAFO publicaba: “Teatro 18 de Julio. Ante una concurrencia que llenaba la sala, debutaron anoche los renombrados duetistas Gardel – Razzano. No hubo decepción por parte del público; el dúo Gardel – Razzano supo anoche atestiguar la fama de que venía precedido. Las hermosas canciones que hicieron oír, fueron del agrado del público, viéndose obligados a cantar tres más fuera de programa.
La cinta pasada por pantalla, muy hermosa por cierto, gustó mucho”.

En esos días también se presentaban ante los sanduceros otros artistas, dado que simultáneamente en el Teatro Progreso – así se llamaba todavía el Florencio Sánchez – actuaba la compañía de variedades Miyar Williams que con actos de ventriloquia y juegos gimnásticos de cintas, convocaron también a numeroso público.
El 7 de abril el dúo Gardel – Razzano se despidió de Paysandú. Con sala llena una vez más, muy aplaudido e incluso – como recuerda nuestra crónica de entonces- con un pedido especial del público para el notable guitarrista José Razzano (obviamente se refiere a José Ricardo), quien ejecutó muy bien dos tangos. Fue aplaudido justicieramente”

Carlos Gardel volvería 14 años después, ya en la plenitud de su fama como solista, para recoger el gran aprecio que supo despertar en el público sanducero.

------------------------------------------

Diario "El Telégrafo", 3 de abril de 1919


En la nota publicada en “EL Telégrafo”, el 3 de abril de 1919, se hace mención a la actuación del dúo Gardel Razzano en “Concordia” en los siguientes términos:

GARDELL – RAZZANO

De estos artistas criollos, cuyo debut se anuncia para mañana en el Teatro “18 de Julio”, se ocupa nuestro colega “La Provincia” de Concordia en estos conceptuosos términos.
“La numerosa concurrencia que asistió anoche al debut de los cantores nacionales Gardel-Razzano, pudo comprobar que la fama de que vienen éstos precedidos es acordada con justicia, cosa que no sucede siempre con lo procedente de la capital federal. Y al efectuarse aquella comprobación, es natural que los aplausos fueran nutridos y prolongados, como un testimonio del agrado con que se escucharan las canciones, que por ser criollas – no suburbanas ni truhanescas - constituyen como un eco armonioso de la tradición nacional.El dúo Gardell-Razzano, con sus cantos, salva a lo que - por su timbre afectivo – podría llamarse la poesía popular argentina, del mal concepto en que la colocan esos engendros canallescos que están en boga y que triunfan hasta en los grandes salones europeos bajo la falsa denominación de argentinos.”


Diario "El Telégrafo" , 5 de abril de 1919

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada